Se Regalan Cosas De Segunda Mano

José María García explica que aún están barajando varias vías de obtener beneficios. Una de ellas ya se ha implementado, y consiste en la puesta en marcha de un servicio de envíos en colaboración con la empresa de paquetería Koiki. Instalar la app de Gratix, tanto para iOS como para Android, es un proceso gratuito, rápido e intuitivo. En pocos minutos lo tenemos todo configurado y listo para empezar a pedir y regalar y, claro está, lo primero que Gratix nos sugiere es que demos de alta nuestro primer regalo.

En una period en la que el mercado de segunda mano está cada vez más extendido en todo el mundo, surgen alternativas a las opciones que ya todos conocemos como Wallapop, Chicfy o Vibbo. La nueva filosofía de Gratix es regalar lo que no se usa y pedir lo que se necesita. El gran desafío que tienen por delante no es sólo convencer a la gente de que use su aplicación, sino también el cómo monetizarla. Exceder el tiempo de sesión, lo cual se solucionaría cerrando las páginas abiertas de Milanuncios y accediendo de nuevo. Junto a los regalos disponibles encontramos la pestaña Deseos que no es otra cosa que un listado de objetos que otros usuarios necesitan.

Así Es Gratix, El Anti

Con poco más de dos meses de vida, la organización ya piensa en ampliar sus servicios a más países donde este tipo de hábito de “regalar” pueda calar. El mercado de la segunda mano está cada vez más extendido en todo el mundo, y particularmente en España el gato al agua se lo llevan los chicos de Wallapop. De ahí que no haya pocas alternativas para cubrir las necesidades del gran público de adquirir y vender bienes ya usados, pero desde Gratix plantean una alternativa bastante distinta.

se regalan cosas de segunda mano

Una forma de promover la reutilización de objetos en buen estado, y por ende del cuidado de los propios, y de expandir conceptos como la sostenibilidad o la solidaridad. Por supuesto, tenemos un chat con el que charlar con otros usuarios y discutir los términos de los envíos en caso de que sea necesario, o las horas y puntos de encuentro para intercambiar objetos. Todo muy sencillo para fomentar el intercambio responsable entre usuarios.

La App De Gratix Para Ios Y Android

Para hablar de las ventajas y desventajas de Gratix, es necesario conocer su funcionamiento. Y es que esta aplicación se basa en un sistema de trueques en diferido, una plataforma para que los usuarios puedan regalar lo que no usan y “desear” lo que necesitan. Es decir, si una persona precisa algo que tú tienes, puedes regalárselo sin recibir nada a cambio y conseguir puntos. De esta manera, también podrás pedir tú otros objetos si cuentas con suficientes puntos. Tampoco se trata de un intercambiador de bienes, ya que esto implicaría dar y recibir algo. El objetivo de la aplicación es allanar el terreno para las ocasiones en las que no se necesita nada y se quiere dar una segunda vida a las cosas que ya no se necesitan.

se regalan cosas de segunda mano

El registro en Sevilla nos muestra automáticamente un usuario buscando juguetes para niños, otro que busca ropa y un carrito para bebés, hasta cascos para moto y palas de pádel. Pero Sevilla es un mercado aún joven para Gratix, que acaba de desembarcar, y es en Madrid donde la web tiene ahora más usuarios y más objetos en circulación. Igual que por registrarnos, ojo, pues el easy registro de la app implicará que tendremos un punto de ‘karma’ para nosotros. La interfaz es bastante sencilla una vez accedemos a la pestaña Descubre en la parte inferior, pues encontraremos iconos para filtrar por tipos de producto (desde videojuegos a accesorios deportivos, muebles u objetos para bebés).

Riesgos Derivados De Una Aplicación Basada En El Altruismo

Ojo, que tenemos incluso un ranking de amigos para saber qué hacen nuestros contactos en la aplicación y en qué puesto se encuentran. Con este sistema, Gratix adquiere una pequeña comisión del precio del envío —que paga quien recibe el regalo para poder recibirlo en su domicilio— por la gestión a través de su plataforma. Una interfaz limpia, secciones bien localizadas y un funcionamiento sencillo.

No hay mucho más pero es suficiente para empezar, sobre todo si no vamos a necesitar nunca una sección destinada a los pagos. La pregunta es, ¿puede Gratix evitar que los usuarios negocien pagos desde el chat que se efectúen desde fuera de la plataforma? Con Gratix se acude al nicho de mercado compuesto por usuarios que prefieren comprar y consumir menos, y que fomenta el intercambio de aquello que ya no necesitan. Resulta lógico que la compañía acuda al claim de que es una app best para matrimonios con hijos que van desechando todo tipo de objetos conforme van creciendo, aunque el goal es mucho mayor. Así es como funciona Gratix, una aplicación que se puede encontrar desde hace dos meses en el catálogo de la App Store y de Google Play. Se trata de una plataforma que, según su fundador, está predispuesta a revolucionar los hábitos de consumo de nuestra sociedad.

Así Es Gratix, El Anti

Bajo estos iconos, el listado de objetos para regalar más cerca de nosotros, aunque tal vez lo más interesante esté en la segunda pestaña. Además, Valor incide en los riesgos civiles que podrían derivarse de estos intercambios. “Si te regalo un tostador que no funciona bien y te provoca un cortocircuito en tu casa no está claro quién tiene la responsabilidad”, comenta. En este sentido, desde la compañía afirman que ellos solo son “una herramienta de comunicación que pone en contacto a los usuarios y que no puede validar lo que ocurra entre particulares”. Actualmente, la aplicación no cuenta con publicidad a la hora de acceder a la plataforma y aún es una incógnita el modelo de negocio de la empresa.

Un objeto que tengamos en casa y no queramos, un objeto que debemos acompañar de una buena descripción y, si la tiene, de una historia asociada al mismo. Cuenta la propia empresa que Gratix nace para dar “una segunda vida a quello que ya no utilizamos y obtener aquello que necesitamos sin pagar”, de forma que se evita la generación de resíduos y también que malgastemos recursos. Gratix pone su foco también en el impacto positivo que estos comportamientos tendrían sobre el medio ambiente. Gratix es, como su propio nombre indica, una aplicación destinada al intercambio y no a la venta. En Gratix se promueve el “dame y te doy” en una filosofía diferente que hace de esta app el anti-Wallapop más claro que encontramos a día de hoy. El futuro de Gratix y cómo la sociedad hará uso de la aplicación aún está por ver, al igual que los métodos que van a utilizar para superar estos retos y establecer un modelo de negocio sólido.